lunes, 22 de mayo de 2017

LA FLAQUEZA DEL BOLCHEVIQUE


Unos jovencísimos Luis Tosar y María Valverde sostienen con sus muy buenas actuaciones un drama pausado, que avanza sin prisas para contarle al espectador aquello que ya sabe desde el principio.

Análisis del argumento

La respuesta a un mundo gris

El principal motor de “La flaqueza del Bolchevique” es Pablo, el personaje interpretado por Luis Tosar, un hombre de mediana edad que se niega a encajar en el prototipo del mundo que le rodea. Aunque cualquiera que crea conocerlo diría de él que es un hombre medianamente responsable y con un puesto medianamente importante, que gana ni mucho ni poco y trabaja en una empresa como otra cualquiera, él no se siente identificado con ese mundo gris y sin nada extraordinario que parece rodearle. De forma que escucha música agresiva para sentirse bien, se acuesta con chicas a las que acaba de conocer y a las que después ignora y llegado el caso, acosa y amenaza a una mujer, que, desafortunada, se cruzó con él en un mal momento.

Esta mujer es Sonsoles, una mujer resuelta, y de clase alta, que con solo verle ya se siente superior a él, que ha chocado su coche con el de ella en un momento de despiste. Pero como si esto no fuera bastante, más adelante le demanda por daños físicos, que ambos saben que no ha sufrido. De forma que Pablo empieza a acosarla, pero cuando descubre a su hermana pequeña, María, su vida da un vuelco. Aun así, como todo cambio lleva su tiempo, no pasa de golpe de ser el canalla infeliz que era, a ser una persona abierta y educada, aunque hay una diferencia sustancial, ahora tiene belleza en su vida, ya no es todo gris. Para probar estos contrastes, los paisajes son casi siempre más idílicos cuando está con María, el parque, la piscina, e incluso la plaza delante de su oficina, tienen un aspecto mejor cuando María y él interactuan. En su proceso de cambio, al principio, él es el mismo de siempre, la espía en el colegio, la persigue al parque, le miente sobre su profesión y la manipula. María sin embargo, es una chica despierta, y le encauza en el sentido que ella quiere.

Conforme pasan más tiempo juntos, Pablo va dejando que María le influya, va interiorizando su pureza y su belleza, su inocencia revestida de la falsa madurez propia de la adolescencia, y va dejando que cambie su visión, del mundo, que al no ser gris, ya merece que hagan lo correcto. De forma que se retira de la vida de María y rompe su número. Pero cuando ahora es ella la que acude en su busca, él cede, se abre a ella y le muestra su oscuro pasado, un pasado en el que fue feliz porque aún no percibía la fealdad del mundo. Pero ese pasado tan gris como feliz, tan turbio como una relación entre un hombre mayor y desencantado del mundo con una adolescente pura y llena de vida, acaba finalmente por costar la vida de ella, y con la de ella la de él, que acaba en la cárcel sin motivo. En un giro irónico de los acontecimientos, pues piensan que hizo daño a la hermana equivocada, y sin belleza, sin justicia y sin verdad, el mundo vuelve a ser gris para Pablo, esta vez literalmente en las pareces de la cárcel.


Una relación inadecuada

La relación entre María y Pablo, es la mayor controversia de la película, principalmente por la diferencia de edad. Pero no solo por eso, él ve la vida como un pasaje gris que avanza implacable, es inmoral e incluso ilegal en muchos de sus actos. Ella, a pesar de querer aparentar ser dura, es inocente, y busca la aprobación de alguien mayor que la mire con cariño, pues su padre le da poco más que dinero y su hermana la envidia. Con estas premisas, la relación entre ambos, por casta que sea, solo puede provocar en María perjuicios, como al final acaba pasando con su muerte, ejemplo dramático que representa el acercarse a la persona inadecuada por motivos inadecuados.

Aunque la relación pudiera parecer inicialmente de pederastia conforme avanza la película se demuestra que realmente no es así. Se deja claro viendo como los deseos sexuales de Pablo ya están cubiertos. Pero eso no evita que la relación sea enfermiza. Puesto que trata de un hombre desencantado que trata de absorber toda la belleza, la inocencia y la juventud de una adolescente, sin preocuparse de envenenarla en el proceso con su escepticismo o ser para ella una señal de reafirmación en si misma y rebeldía que debería encontrar en alguien con quien también pudiera compartir su vida.

Por último, hay breves retazos de una lucha de clases, que, aunque no es el argumento principal de la película sí que aparece en repetidas ocasiones. Para empezar, se refleja en el enfrentamiento entre Sonsoles y Pablo, en el que a pesar de que es Pablo quien tiene la culpa, la sensación externa es de que Sonsoles es la mala, es la injusta y se beneficia de su posición. Pero Pablo no se conforma y se enfrenta a ella acosándola, persiguiéndola y asustándola. Sin ningún fin concreto y sin nada que ganar, simplemente, enfrentándose a ella. Pablo se define a sí mismo más adelante como “bolchevique” forma en que lo llamará María. Aunque esto también tiene relación con la búsqueda de la belleza, relacionada con las hijas del zar que aparecen en la primera escena.

Ficha técnica y artística

Título: La Flaqueza del Bolchevique
Título original: La Flaqueza del Bolchevique
Dirección: Manuel Martín Cuenca
País: España
Año: 2003
Duración: 95 min.

Género: Drama

Productora: Rioja Audiovisual

Frases célebres

“Era lunes y como todos los lunes el alma me pesaba ahí mismo, abajo del saquito de los cojones.”

“No podrás evitar que tus jefes se interesen más por tu culo que por tus ideas. Si nunca hay tiempo para sopesar una idea; ahora un culo se sopesa rápido.”

“Yo no soy nada y si fuese algo dejaría de serlo por ti.”

Si la vuelves a ver fíjate en...

... los entornos que les rodean cuando están juntos.

Si te gustó "La Flaqueza del Bolchevique" te gustará...

... "Te doy mis ojos", con otra actuación brillante de Luis Tosar.

Calificación: 3/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario