lunes, 13 de marzo de 2017

CACHÉ (ESCONDIDO)


Caché es una película independiente, muy distinta a casi todo lo que se haya podido ver en el género de la intriga. Intimista pero casi impersonal. Una película para no pasar por alto.

Análisis del argumento

Ojos que no ven…

Es imprescindible para comprender esta película en su conjunto conocer los altercados acontecidos en París en 1961, conocidos como “La masacre de París”. En el otoño de 1961 Francia perdía la guerra contra Argelia, y se impusieron leyes restrictivas contra los argelinos residentes en Francia, en especial un toque de queda. El 17 de Octubre, convocaron una manifestación pacífica para acabar con el toque de queda, pero la represión policial fue brutal, con cientos de argelinos muertos. Algunos fueron tirados al río, mientras que otras muertes, simplemente, fueron disimuladas. El suceso fue ocultado por el gobierno, e ignorado por la población. 

Esta película cuenta la historia de una familia acomodada, una pareja con un hijo, que comienza a recibir cintas con grabaciones de sus vidas junto con dibujos, aparentemente infantiles, pero altamente desconcertantes. 

La reacción a estas grabaciones es en seguida de miedo, de inseguridad de desconcierto. ¿Por qué? En realidad, en ningún momento de la película reciben una amenaza (de hecho la policía no les toma en serio). No tenían por qué sentirse amenazados, pero el miedo a lo desconocido, el saber que hay alguien que se interesa por tu vida, que te observa, te llama y que sabe cosas de ti, pero no saber quién es, la falta de control sobre esa relación, aterroriza. 

Pero la situación pasa de escalofriante a aterradora para Georges (el padre de la familia) cuando aparece la casa de su madre, y él comprende lo que su subconsciente ya sabía y trataba de decirle en sueños. Esa amenaza pausada y aterradora, esa vigilancia indiferente durante horas, es su pasado que ha venido a buscarle. Algo horrible que hizo y que luego pudo tapar con indiferencia e indulgencia pues piensa que solo era un niño pequeño que actuaba por celos pero sin maldad, y al que por lo tanto no se puede culpar de las consecuencias. ¿Qué puede ser esto sino un símil de la sociedad francesa? Que cometió un crimen horrible, y luego lo cubrió, justificándose en la guerra, en el miedo, en los tiempos difíciles y en las prioridades de la población. Consiguiendo así perdonarse a sí mismos sin plantearse siquiera asumir las consecuencias de sus actos. 

Pero no es solo Georges el que olvida el dolor infligido a otro, sino también su madre, en un principio aparentemente compasiva, que trató de adoptar al huérfano, también ha logrado que su conciencia ignore el hecho de que al final lo abandonó a su suerte, en un mundo que sabía que no le sería favorable. Sin embargo, cuando se enfrenta a su pasado, cuando encuentra a Majid y habla con él, no encuentra lo que esperaba, no encuentra a un hombre agresivo y lleno de odio al que poder culpar, por el que no sentirse culpable porque se merecía lo que le pasaba. Encuentra a un hombre que ha sobrevivido a la vida en lugar de vivirla, encuentra a un hombre roto que se aferra desesperadamente a la búsqueda de paz. No encuentra en él al que esperaba. No encuentra al malo de la película, porque el auténtico malo de la película está en sí mismo, él es quien hizo daño a un niño inocente y no ha pagado por ello. Y cuando finalmente Majid se suicida delante de él, vuelve a su casa y le dice a su mujer que ha tenido un día horrible. No intenta salvar la vida del hombre que tiene delante, no llama a la policía o a su hijo, no piensa en el que verdaderamente sufre sino en cómo afecta eso a su vida, y cuando el hijo de Majid le busca, tampoco quiere asumir la responsabilidad por lo ocurrido, y se va a casa, apaga la luz, toma somníferos para acallar la conciencia y duerme, libre de carga, pero no libre de culpa. 


… corazón que no siente

Otro aspecto importante que se refleja en la película es el concepto de familia. Georges, Anne y Pierrot parecen, a priori, una familia unida y bien avenida. Sin dificultades, pero desde el comienzo de la película, con la llegada de la primera cinta, los padres dejan a su hijo fuera de un tema, que claramente le incumbe, dejando entrever así la primera división de un núcleo que debería estar unido ante las dificultades, y más aún aquellas que suponen una amenaza común a todos. Pero esta división, es en un principio, justificable, el espectador al verla no la juzga, ve que el aspecto de la familia es de saludable y unida, y piensa que los padres simplemente protegen a su hijo adolescente de algo que podría suponerle un trauma. Pero al avanzar la película, Georges deja fuera a su mujer, y su mujer, al parecer acostumbrada a quedarse fuera, busca a otro confidente, a alguien fuera de la familia. A Pierre. Pero aun así, el espectador justifica esta acción. Cree que Georges siente vergüenza de lo que hizo y teme que su mujer le juzgue, y cree que Anne se siente perdida y busca un apoyo. Será precisamente su relación con Pierre, de la que no se llega a concretar si es o no algo más que amistad, la que le cuesta la relación con su hijo. Pues al final, la familia aparentemente perfecta está del todo desunida, porque cuando tienen problemas, no acuden unos a otros, sino que resuelven sus problemas por su cuenta o acudiendo a gente externa. Pero no es hasta el momento en que, a pesar de que Anne conocía su pasado, y ya no caben excusas para ocultar lo demás, Georges sigue tratando de resolver las cosas por su cuenta cuando el personaje realmente decepciona al espectador, ya no solo tiene un pasado que ocultar del que se avergüenza, decide, en presente, no contar con su familia, no hacer lo correcto, de forma que el personaje, que al principio parecía un padre de familia luchador, y después un pobre hombre atormentado y perseguido por un hombre malvado que le hace pagar por un error de niño, de repente se convierte, ni más ni menos que en un cobarde egoísta, y el público se queda de golpe sin argumento, descubre que no estaba viendo la película que creía. 

Si hacia la mitad de la película se le diera a pause y se le preguntara al espectador de qué va la película que está viendo, contestaría probablemente que de una familia que busca a un acosador que les manda cintas. O quizás, los más avispados, que de un niño, al que le sucedió algo en el pasado y años más tarde tiene que volver a enfrentarse a ello porque alguien le persigue. Pero nadie, a mitad de la película, podría adivinar, que lo que sucede, la verdadera trama, no tiene nada que ver con el acoso, que finalmente no tiene respuesta ni es relevante, sino con el egoísmo de un hombre que no asume las consecuencias que acarrea el dañar las vidas de los demás y finalmente, tiene que vivir con ello. Pero ni siquiera esa catarsis puede obtener el espectador, pues, al final, los actos de Georges vuelven a dañar a Majid, y a su hijo. A Geroges no le salpican, y acalla a su conciencia con un par de somníferos. 

Desde el punto de vista técnico, es muy destacable en la película la forma en que se confunde al espectador con los planos que pertenecen a las grabaciones que el acosador envía a la familia y los que pertenecen verdaderamente a la película. En especial el larguísimo plano con el que comienza, que pertenece a la grabación del acosador, pero el espectador aún no lo sabe, y se siente desconcertado, del mismo modo que la familia Laurent se siente desconcertada al recibir estas imágenes. 

También impresiona la frialdad con la que se trata el dolor ajeno, en especial el de Majid, con planos amplios desprovistos de todo sentimiento, tanto para cuando se marcha de la casa de los padres de Georges, como cuando llora en su apartamento, y finalmente, cuando se suicida. Esta frialdad, no es más, que el reflejo de las emociones de Georges, que no se preocupa por el dolor ajeno, más allá de cómo vaya a afectarle a él.

Ficha técnica y artística

Título: Caché (Escondido)
Título original: Caché
Dirección: Michael Haneke
País: Francia
Año: 2005
Duración: 117 min.

Género: Drama, Intriga

Productora: Les Films du Losange / Wega Film / Bavaria Film / BIM Distribuzione

Frases célebres


"Haríamos cualquier cosa por no perder nada."

Si la vuelves a ver fíjate en...

... los dibujos que reciben, son a la vez infantiles y escalofriantes.

Si te gustó "Caché" te gustará...

... "Funny Games", una de las películas más reconocidas del autor.

Calificación: 5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario