lunes, 3 de diciembre de 2012

LA OLA


Esta película es sin duda una de las que hay que ver, porque refleja de manera clarísima una realidad que nadie quiere asumir. Es una de esas películas con un mensaje tan claro que casi duele verlo, un mensaje dado con mucha más dureza de la que el cine nos tiene acostumbrados y tanta dureza, a veces, es sin duda de agradecer. Y el hecho de que esté basada en una historia real la hace aún más impresionante.


 Análisis del argumento

De ningún modo. Ya hemos aprendido la lección

Esta película empieza con un profesor alemán a quien le ha tocado guiar a los jóvenes en un trabajo sobre la autocracia. Y cuando el primer día sus alumnos le dicen que el mundo ya ha aprendido y que una situación como la del Tercer Reich  no podría volverse a repetir, decide orientar el trabajo de manera especial. Inventa un saludo en común y les obliga a vestirse todos iguales y a tratarle a él como una figura de autoridad, crea un símbolo y hace actividades para que se sientan un grupo unido y fuerte, crea competencia contra los de otra clase y les impone una disciplina extrema. Una chica, se niega a implicarse así porque le parece una tontería y trata de parar el movimiento, pero todos se ponen en su contra y la dejan de lado. Al final empiezan a creerse de verdad superiores a aquellos que no forman parte de su “grupo” a delinquir en menor o mayor forma, y a cubrirse unos a otros de cara al mundo independientemente de si actúan bien o no. Al fin, tras la llamada de atención de varias personas el profesor decide acabar con el proyecto y los reúne a todos en un salón de actos para demostrarles que han vuelto a hacer aquello que dijeron que nunca volvería a suceder, y que  aquello no estaba bien y que tenían que terminar con el movimiento. Y todo esto hace que un chico que había sido siempre el marginado hasta entrar a formar parte de “la ola” amenace con disparar si el grupo se disuelve, dispare a uno de los miembros y al comprobar su impotencia ante la disolución de "la ola"se suicide ante la idea de que todo volviera a ser como antes.

Sin duda sólo con ver la película o leer el resumen te vienen un montón de ideas, críticas, preguntas... a la cabeza, y es que la realidad que se nos muestra no es para menos. Claro que a priori todos pensamos que jamás colaboraríamos con un régimen que pusiera a unos seres humanos por encima de otros, pero ¿Cuánto tardaríamos en creernos que somos nosotros los que somos mejores?, ¿Cuánto tardaríamos en creernos que el mundo está dividido en gente válida e inútil si nosotros estamos entre los válidos? Esta película nos demuestra que en la mayoría de los casos poco, que son muy pocas las personas que se quieran mantener al margen cuando se les ofrece pertenecer a un grupo, y no a cualquier grupo, al grupo de poder, a la élite, al grupo a quien todos quieren pertenecer, pues por mucho que algunas personas pretendan hacer que no, la aceptación de los demás y el poder contar con el apoyo y la admiración de los que te rodean es prácticamente una necesidad para el ser humano. Y ese sentimiento hace que no veamos o no queramos ver la parte moralmente reprobable de creerse mejor que otro, que significa creer que otro es peor que tú, que tiene menos derechos, que no merece lo que tú sí.

En la película se muestra que este tipo de régimen tiene muchos puntos negativos, como el sentimiento de superioridad frente a los demás, la excesiva disciplina, el descontrol de algo con tanta fuerza y tanto reclamo, pero también muestra la parte positiva, el trabajo en equipo hace que las personas se sientan mejores, capaces de superarse a si mismos, se sienten parte de algo y crea vínculos de amistad, respeto y protección entre los miembros del grupo. Pero lo más importante es que en el discurso final, el profesor dice que es imposible mantener lo uno sin lo otro, porque todo en la vida tiene su parte mala y su parte buena, y es absurdo pretender quedarse sólo con la buena, o creer que sólo existe la mala, hay que aprender a ver ambas caras y si el balance sale positivo, disfrutar una y convivir con la otra, pero si el balance sale negativo, hay que renunciar a la parte buena para evitar así la mala. Y esa renuncia puede ser muy grande, tanto que podemos creer que no merece la pena, como ocurre con Tim, que se niega a renunciar a la parte positiva que había visto y decide quitarse la vida.

Otro aspecto importante es la responsabilidad, ¿quién es realmente el responsable de lo que ocurre? el profesor que propone el proyecto tiene sin duda parte de la responsabilidad, pues es quien impone la autoridad, es el precursor y el líder. Pero, sus alumnos, ellos son quienes le siguen y le apoyan, son quienes se desbordan y van haciendo crecer el proyecto a veces a espaldas del profesor. ¿Y aquellos que están fuera y deciden que quieren entrar en lugar de hacer ver su error a los de dentro? Quiero hacer ver con esto que cuando se dan situaciones así, la culpa nunca es de una sola persona, ni tan siquiera de unos pocos, pero buscar culpables no suele ser un alivio para nada, porque los problemas no los soluciona la culpa, y culpar a alguien sólo invita a pensar que esa persona se equivocó pero que ahora todo es diferente, y eso lleva a cometer una y otra vez los mismos errores.

Ficha técnica y artística


Título: La ola
Título original: Die Welle
DirecciónDennis Gansel
País: Alemania
Año: 2008
Duración: 110 min.
Género: Drama, Basado en hechos reales.
Calificación: No recomendada para menores de 13 años.
RepartoJürgen Vogel, Frederick Lau, Jennifer Ulrich, Max Riemelt, Christiane Paul, Elyas M'Barek,Jacob Matschenz, Cristina Do Rego, Maximilian Mauff, Maximilian Vollmar, Ferdinand Schmidt-Modrow, Tim Oliver Schultz, Amelie Kiefer, Fabian Preger, Odine Johne
ProductoraConstantin Film Produktion / Rat Pack Filmproduktion / Medienfonds GFP


Detalles a destacar


La Ola es el verdadero problema

Sólo puedo destacar de esta película, que aunque parezca increíble, está basada en un libro que a la vez está basado en hechos reales. Si es tema de interés, aquí están los enlaces a wikipedia.


Frases célebres

«¿Creéis que en Alemania no sería posible que volviera una dictadura, verdad?»
«De ningún modo. Ya hemos aprendido la lección»
«¿Os habéis puesto todos en contra de mi con vuestras camisas blancas?»
«Lo siento, Rainer, pero creo que se te está yendo de las manos. Completamente»
«La Ola nos ha hecho a todos iguales»

Si la vuelves a ver fíjate en...

... la forma tan rápida en que crece "la ola"

Calificación: 7/10 

No hay comentarios:

Publicar un comentario