lunes, 22 de octubre de 2012

EL TRUCO FINAL (EL PRESTIGIO)


El truco final es una película espectacular, y es la palabra más adecuada porque es exactamente eso, un espectáculo, desde el principio hasta el final, todo es una representación maestra.

Análisis del argumento

Pero mi pasión es equiparable a la empresa

La película trata de dos jóvenes aprendices de mago que trabajan juntos e incluso son amigos. Pero un día la mujer de Robert (uno de ellos) muere ahogada en un tanque de agua del que debía salir, como parte de un truco, librándose del nudo que Alfred le había hecho.

En ese momento se acaba su amistad y ambos se dedican en cuerpo y alma a su profesión como magos, con la esperanza de llegar a superar al otro. Alfred lleva una vida modesta y vive a duras penas de la magia, porque aunque es un buen mago su puesta en escena es pésima. Mientras tanto Robert vive obsesionado con destruir a Alfred y ser mejor mago que él.

Cuando Robert dispara a Alfred en la mano y este pierde un dedo, su situación como mago se complica, y su mujer le anuncia que está embarazada, así que cómo medida desesperada decide realizar un truco especial por el que lleva esperando toda su vida, que consiste en transportarse de un lado al otro del escenario ante los ojos del público, y a pesar de su pésima puesta en escena Robert no es capaz de descubrir cual es el truco, así que trata de imitar el truco con un doble, y a la vez le manda a su ayudante como espía para averiguar el truco, pero ella se enamora de Alfred y tras robarle el diario y entregárselo a Robert le anuncia que va a dejar de espiar para él y se centra en mejorar el espectáculo de Alfred. Robert, desesperado, secuestra al ayudante de Alfred y le entierra para conseguir que Alfred le dijera la clave de su diario y de su truco, y este le contesta "Tesla" y vuelve muy alterado a una cena. La mujer de Alfred, cansada de que su marido le oculte secretos de su magia y de su vida se suicida y la ayudante con la que tenía una aventura le abandona al ver qué poco significaba su mujer para él.

Mientras tanto Robert contrata a Tesla, un inventor, para que construya una máquina con un efecto semejante al truco de Alfred, y este inventa una máquina, pero en lugar de transportar los objetos, los duplica. Y con esta máquina Robert vuelve a la magia para enfrentarse a Alfred con el truco final, que se realizaría solo 100 veces. Con un plan para destruir a Alfred.

Alfred, desconcertado por descubrir cual es el truco de Robert se cuela en una función entre bastidores, y ve como Robert cae por una trampilla a un tanque de agua como en el que se ahogó su mujer, solo que esta vez con un candado no trucado, y aunque intenta salvarlo se ahoga. Entonces, cuando le descubren allí le acusan de haber asesinado a Robert y le condenan a muerte. Allí un misterioso personaje le ofrece cuidar de su hija a cambio de que le revele sus trucos, y además compra la máquina que había tenido Robert. Ese personaje resulta ser Robert. Pero el ingeniero que había apoyado a Robert todo el tiempo lo descubre y se queda con la niña. Y en una escena final aparece Alfred y le desvela a Robert que el secreto de su truco era que tenía un gemelo y que habían sacrificado toda su vida fingiendo ser uno solo para poder llevar a cabo el truco del hombre transportado. Finalmente Robert muere en una sala en la que se encuentran todas las copias de Robert que habían muerto realizando el truco y Alfred vive con su hija, pero sin su hermano, que muere ahorcado.

Sin duda cabe decir que esta es una película para verla con toda la atención, pues basta perderse alguna escena para no terminar de entenderla al acabar. Pero sin embargo es tan fácil quedar impactado por el inesperado final que es necesario verla una segunda vez para poder fijarte en el resto de los múltiples encantos que tiene esta película.

En primer lugar quisiera sacar a valorar el tema del sacrificio absoluto, se menciona al principio de la película, cuando les envían a ver al viejo chino que finge estar lisiado, Robert opina que el sacrificio que hace es desproporcionado a la empresa, pero sin embargo Alfred lo entiende, pues el ya está ocultando la mitad de su vida, compartiendo su vida con otra persona para en algún momento lejano del futuro poder realizar un inexplicable truco que dejara a todos sin habla. Y más adelante sacrifica a su mujer, poniendo en peligro su relación y empujándola al suicidio por no contarle el secreto y uno de los dos se corta el dedo porque el otro lo ha perdido. Sacrificio. Sin embargo, el sacrificio no es siempre un valor positivo, porque para empezar, al sacrificarlo todo, por muy noble que sea la causa, también sacrifica a personas que no lo merecían, como la mujer a quien amaba uno de los gemelos o la ayudante a la que amaba el otro. Por otro lado el sacrificio puede ser completamente negativo, si es negativo el objetivo del sacrificio. Como es el caso de Robert, que sacrifica su vida y su moral y finalmente a si mismo (o a copias de si mismo que no eran más que seres humanos), en pro de una obsesión fundada en el odio que busca la venganza por un asesinato del que ni siquiera puede estar seguro. Con esto quiero decir que para conseguir lo que buscamos siempre hay que hacer sacrificios, pero que hay que tener cuidado con qué se sacrifica, porque no todos los sacrificios son siempre positivos y hay sin duda objetivos o medios que no merecen la pena.

En segundo lugar quería dar una importancia especial a la magia y el misterio. Opino que vivimos en un mundo exageradamente racional, no quiero decir con esto que la magia exista, solo que no tenemos porque intentar encontrar las respuestas a todas las preguntas, a veces basta con mirar lo que ocurre y disfrutar de ello sin intentar descubrir a cualquier precio el por qué, porque como dicen en algún punto de la película el truco es siempre decepcionante. De este modo, lo mejor que puedes hacer es no intentar saberlo. Me gustó mucho la conversación de Alfred con el sobrino de su futura mujer en que le dice que jamás revele sus trucos, porque perderán el interés. Y esta me resulta una actitud muy positiva en la vida, cuando algo te impresiona tienes dos opciones, esforzarte por averiguar el cómo es posible tal y como hizo Robert y arriesgarse a que como le ocurre a él al final la explicación le resulte demasiado simple para merecer la pena y acabar decepcionado o, por el contrario puedes limitarte a disfrutar de esa sensación cada vez menos frecuente de sobrecogimiento ante lo desconocido que poco a poco se va eliminando a base de mentes extremadamente científicas que no pueden soportar mantener deliberadamente una incógnita sin resolver. Porque manteniendo el misterio podemos crear la ilusión, bajo mi punto de vista en absoluto dañina si no se lleva al extremo, de que la magia existe y hace el mundo un poco más interesante.

Ficha técnica y artística


Título: El truco final (El prestigio)
Título original: The prestige
DirecciónChristopher Nolan
País: Estados Unidos
Año: 2006
Duración: 135 min.
Género: Intriga, Fantasía, Thriller
Calificación: No recomendada para menores de 18 años
RepartoHugh Jackman, Christian Bale, Michael Caine, Scarlett Johansson, David Bowie, Piper Perabo, Andy Serkis, Rebecca Hall, Ricky Jay, Ron Perkins
Productora: Touchstone Pictures / Warner Bros. Pictures

Detalles a destacar

Por eso, todo efecto mágico consta de un tercer acto, el prestigio.

Destacar de esta película fundamentalmente dos cosas, en primer lugar las múltiples comparaciones que ha tenido con "El ilusionista", estrenadas en fechas muy cercanas y con una temática aparentemente similar, he de reconocer que al principio yo mezclaba detalles de una u otra historia, pero tras haber visto ambas películas varias veces he descubierto que tratan en su mayoría temas distintos y el único tema que tocan ambos, la magia, lo tratan de forma distinta y con mensajes distintos.

En segundo lugar me parece admirable como está construida la película, más bien con una estructura de truco de magia que de narración, pues todos los flashbacks y efectos te muestran lo justo para que tengas capacidad de quedarte sin habla en el prestigio.

Frases célebres

"Un hombre puede ir más allá de su imaginación".
"Todo efecto mágico consta de tres partes o actos. La primera parte, es la presentación: el mago muestra algo ordinario, una baraja de cartas, un pájaro o una persona. El mago lo exhibe, os puede invitar a que lo examinéis, para que veáis que no hay nada raro. Todo es normal. Pero claro, probablemente no sea así. El segundo acto es la actuación: el mago, con eso que era ordinario, consigue hacer algo extraordinario. Entonces intentareis descubrir el truco, pero no lo conseguiréis, por que en el fondo, no queréis saber cuál es. Lo que queréis es que os engañen. Pero todavía no aplaudiréis. Que hagan desaparecer algo no es suficiente, tienen que hacerlo reaparecer. Por eso, todo efecto mágico consta de un tercer acto, la parte más complicada de este acto, es el prestigio".
"Hay días que no cierto, y hoy no es de verdad. Quizá estés más enamorado de la magia que de mí. Te aseguro que me gusta notar la diferencia, hace que los días que es verdad sean especiales".
"Sólo una palabra podría romper este rompecabezas, aunque me llevará meses descifrar estas frases, y entender cómo pensaba. Pero mi pasión es equiparable a la empresa".

Si la vuelves a ver fíjate en...

... la conversación que mantiene Alfred con su mujer después de que le disparen en el dedo, en que ella le dice que es capaz de distinguir entre días que le quiere y días en los que no, es un pequeño adelanto, entre otros, del final, ¿Podrás encontrar más?

Calificación: 9/10


4 comentarios:

  1. Estupendo analisis !!!

    Vi la pelicula ayer, inexplicablemente no sabia de ella, la culpa es que me lié con la peli del ilusionista, hasta que vi que estaba en la lista de las mejores peliculas de Nolan y me dije, pero esta no la he visto!!!

    Como bien dices, hay que verla otra vez... me pongo en ello.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Quiero que estés atento...A lfred B orden R obert A ngier...
    ...CABADRA
    Después de tantos años ¿seguís engañados?

    Es casi imposible que al ver esta película por primera vez te dieses cuenta de lo que ocurre en realidad.
    A pesar de que hay algunas personas que conocen la verdad sobre la máquina de Tesla no saben explicar del todo bien la película.

    En realidad no es una película si no una función de magia, truco tras truco componen un gran truco, el truco final.
    Los hermanos Nolan se basaron en una novela de ciencia ficción y realizaron algunos cambios notables sobre esa historia para convertirla en un mundo simple, despiadamente real.
    No les cuentes el secreto. Te suplicarán que lo hagas. Pero en cuanto lo descubras, se acabó. Te ignorarán. El secreto no impresiona a nadie. El truco que has empleado lo es todo.
    Robert Angier y Gerald Root son hermanos gemelos. La máquina de Tesla no funciona.
    El truco final es el que los hermanos Nolan realizan para hacernos creer que la máquina de Tesla funciona.
    Los hermanos Angier/Root aparecen desde un principio (al igual que los gemelos Borden y Fallon)
    En el caso de Angier/Root uno es zurdo y el otro es diestro.
    Cuando supuestamente Tesla y su ayudante muestran el efecto de la clonación con gatos, ambos son "clonados" con el collar en el cuello.
    La persona (Angier) que se suicida en el tanque de agua en la escena final es zurda y no tiene ninguna lesión en la pierna izquierda.
    La persona (Root) que dispara a Borden con la pistola es diestra.

    Jonathan Nolan describe su exitosa relación de trabajo con su hermano en las notas de
    producción de The Prestige: "Siempre he sospechado que tiene algo que ver con el hecho de que él es zurdo
    y yo soy diestro, porque de alguna manera es capaz de mirar mis ideas y dar la vuelta a su alrededor en
    una forma que es sólo un poco más retorcido e interesante. Es genial poder trabajar con él de esa manera."

    El truco utilizado en The Prestige tuvo tanto éxito (pues a día de hoy la mayoría de los que vieron la
    película no la entienden y siguen engañados con que la máquina de Tesla funciona) que se usó años después en una película mucho más conocida por el público: Origen.

    Es mucho más creíble que Angier se suicide y que Root sea asesinado y que antes haya metido el cadáver embalsamado de Angier en el único tanque de agua visible (y no con los cristales blanqueados para evitar que el público curioso vea el verdadero contenido, como ya explica Cutter en una escena en la que Root golpea con el pié derecho el suelo de madera) que el hecho de que Angier se suicide cada noche en 100 actos de magia y aparezca como el prestigio su clon que repita la escena 100 veces.

    Es mucho más lógico que Tesla use una máquina de clonación para duplicar dinero y devolverle a Angier lo que le ha dado y ser el hombre más rico y poderoso del mundo que entregar una máquina que pensó Angier, al propio Angier para que haga magia con ella.

    Si esta película la hubieran calificado para todos los públicos, la reacción de un niño ante el truco del hombre teletransportado hubiera sido la del sobrino de Sarah Borden: ¿Y dónde está su hermanito?.

    Nolan nos intentó engañar y lo consiguió pero ahora podemos decirle que ya sabemos cuál fue el truco.

    Hay una escena de la película clave de esto último que comento y que demuestra que la máquina no funciona.
    Si quieres saber cual es -> multazos@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches.


      Yo recién vi la película anoche. Tu versión del final es muy atractiva pero falla en un detalle clave: la pileta de agua que pesa 1.400 kilos -si mal no recuerdo- en la que cae y muere ahogado el hermano gemelo o el clon de Robert Angier (Hugh Jackman) En el hipotético caso de que sea su hermano gemelo... ¿Cómo sabía Angier que justo esa noche iba a bajar a la trastienda su antagonista para averiguar el truco? Si el sacrificado era un clon ese detalle no tiene importancia: todas las noches estaba la trampa puesta.

      Saludos desde Argentina.
      Guillermo

      Eliminar
    2. Buenas noches.

      Yo recién vi la película anoche. Tu versión del final es muy atractiva pero falla en un detalle clave: la pileta de agua que pesa 1.400 kilos -si mal no recuerdo- en la que cae y muere ahogado el hermano gemelo o el clon de Robert Angier (Hugh Jackman) En el hipotético caso de que sea su hermano gemelo... ¿Cómo sabía Angier que justo esa noche iba a bajar a la trastienda su antagonista para averiguar el truco? Si el sacrificado era un clon ese detalle no tiene importancia: todas las noches estaba la trampa puesta.

      Saludos desde Argentina.
      Guillermo

      Eliminar